Curso sobre el Comunal y Derecho Pirenaico. Bienes comunales en mano común, concejo abierto y derecho consuetudinario

«El Comunal logra la cuadratura del círculo al desarrollar lo comunitario junto a la libertad de cada individuo». Autor: un paisano de la comarca lionesa de la Cabrera. RODRIGO MORA, F. (com. pers.)

Juli Soler i Santalóhttp://mdc.csuc.cat/cdm/singleitem/collection/afceccf/id/9445/rec/63

Vista de Aragüés del Puerto (Aragüés del Port en fabla ansotana-chacetana) al principio del siglo XX.

El viernes 14 de octubre por la tarde comenzó en Aragüés del Puerto, en la comarca oscense de la Jacetania el curso sobre Bienes y comunales y derecho pirenaico’ impartido por Félix Rodrigo Mora.

Tras la inicial recepción se proyectó en la casa del pueblo el documental galaico portugués «En todas as mans» .

A la mañana del sábado tras el desayuno se comenzó el curso que se desarrolló durante el resto del día y la mañana del domingo.

La convocatoria atrajo la presencia de un nutrido grupo de gentes del entorno más o menos inmediato de la propia comarca y vecinas, Verdún, Jaca, Aínsa, Monzón, Sabiñánigo, Sangüesa, …, con sensibilidades y expectativas similares en relación a ir asentándose más dignamente en los territorios, en ‘común-unidad’, con mayor reforzamiento de los vínculos y menor precariedad anímica , definitivamente hacia la conquista de la soberanía local. De seguro que el encuentro ha resultado positivo para el reforzamiento de las redes locales. Cabe destacar una presencia importante de jóvenes y también de pastores, en consonancia con el ámbito y la temática del curso.

Además asistimos gentes de otros territorios ibéricos como el catalán (no solo pirenaico), el valenciano, el vasco y navarro, el castellano e incluso territorios del otro lado de los Pirineos.

En la presentación inicial mostramos nuestros sentires y expectativas sobre el curso a la vez que nuestro hacer y procedencia, con interesantes observaciones y frecuentes similitudes y empatías comunes. O sea que ya comenzamos bien y continuamos tal cual en la fugaz con-vivencia y el aprendizaje del curso.

La primera parte del curso se centró en la historia general del Comunal así como el planteamiento de su recuperación y revitalización, con una programación de lo necesario y llevadero para ello. Como dice Félix, ‘no puede haber comunal sin comunalidad‘. El derecho consuetudinario está muy ligado a la ética. Hay ejemplos muy explícitos como el de la corta y saca de madera en montes comunales. Los usos y costumbres arraigados en simbiosis con el monte permiten su aprovechamiento comunitario compatible con la persistencia del propio monte arbolado.

Por éllo es muy importante la noción del sujeto en el Comunal «El Comunal genera sujetos de virtud» en una especie de retroalimentación individual/grupal.

Con todo se propicia ampliar nuestra visión, enfocándonos mejor en desarrollar vivencias en consonancia con el comunal y lo comunal. Al mismo tiempo que se retoman vínculos de afecto con ‘quienes fueron, quienes son/somos y quienes serán’, se desarrolla todo un movimiento para la defensa y recuperación del Comunal. La empresa es de gran vuelo o alcance, ambiciosa por grandes que sean las adversidades y obstáculos actuales. En cierta manera, como diría Leire, «sabemos que es caballo ganador y por él apostamos» 😉

Hay que replicar a los expertos profesores que ignoran o desprecian el Comunal en sus publicaciones académicas, incidiendo con aclaraciones pertinentes su nefasta acción u omisión. También hay que enfocar el trabajo en conectar más con la juventud, especialmente la urbanita, de formas variadas (huertos urbanos, talleres de bienes y servicios básicos, obradores, etc.), sin olvidar pequeños colectivos rurales, incluso pequeños ayuntamientos con personal técnico y operativo concienciado, proponiendo y reclamando referéndums municipales en los que se decida constituir consejos abiertos, incluso en municipios de más de cien habitantes, y que por grandes que sean la limitaciones de ejecución de las decisiones comunales, aquéllos ‘vayan haciendo‘…«El Comunal es de los vecinos constituídos en comunidad política soberana con el concejo». No hay comunal sin concejo. Así, poco a poco, se irán ordenando económicamente los términos municipales desde el autogobierno popular, la soberanía concejil. Lo comunal se vivió, se vive y se vivirá sobre cuatro pilares, a saber:

  • la ética comunitaria
  • la ayuda del ser humano (la noción de persona indistintamente del género o inclinación sexual es determinante y fundamental; en ese sentido la acepción tradicional del término ‘hombre (s)’ incluye tanto varones como mujeres)
  • la fiesta popular
  • el trabajo libre

Se incluye la noción de ‘democracia directa’ en la que no hay diferencia entre gobernados y gobernantes. La famosa democracia ateniense no lo fué ya que las mujeres no se consideraban ‘sujetos activos’. En el derecho consuetudinario rige la idea de que no debe de haber más leyes que las que se puedan recordar. Es oral (ejemplo: el Tribunal de las Aguas). Enrique Orduña Rebollo escribe sobre democracia directa local. El tema, y los restantes del curso dan para escribir seguramente otros próximos artículos, estaría bien 🙂 ¡ya veremos! Por el momento acabamos recordando algunos ejemplos de comunal de las tierras de Aragón como los sistemas de regadío comunal de Ejea de los Caballeros (Z), con sorteos cada cuatro años [ La huella del agua, BLÁZQUEZ, C. et al. 1984) ], las Comunidades de montes y pastos de la Sierra de Albarracín (TE), en Verdún (HU) las suertes de tierras de cereal cada ocho años, como en las vecinas comarcas navarras.

Nos llevamos en la mochila viajera una buena enseñanza, reconociéndonos como iguales y semejantes, hermanados en el vínculo crucial del común y lo común, que a medida que vaya siendo conocido y vivido por más gentes seguirá creciendo y haciéndose preponderante en esta caduca y terminal sociedad. Será importante armonizar el cultivo de la ética y la filosofía moral con un justo raciocinio para no caer en errores quijotescos (con perdón por la grandeza de la obra literaria cervantina) del pasado de severas repercusiones negativas para el Comunal y lo Comunal.

Muchas gracias a las gentes que lo han hecho posible desde la colaboración, implicación y participación, especialmente a los anfitriones Afri y Kiko, así como el maestro en la temática Félix Rodrigo Mora ¡enhorabuena!

Pastoreo estacional de ovino, a mediados de octubre de 2022, con escasez de lluvias y altas temperaturas para la época. Llanos de Lizara, con el Bisaurin (2669 m.) a la izquierda y el arranque de Bernera (2.480 m.) a la derecha. Fotografía cortesía de la autora, Núria

¡AÚPA EL COMUNAL!
¡DE LOS QUE FUERON, DE LOS QUE SOMOS Y DE LOS QUE SERÁN!
NADIE ES MÁS QUE NADIE

2 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *